Blog CESalud

Gases medicinales y Gases de uso Hospitalario

El uso de gases en un hospital es indispensable para la atención médica en diversas unidades del mismo, por lo que su uso, administración y suministro debe ser de manera eficaz, eficiente y segura. Actualmente, existen gases medicinales (oxígeno y óxido nitroso) que se suministran a los pacientes en forma gaseosa y gases utilizados en unidades de atención médica como un facilitador o un complemento a algunas acciones para atención médica. En este texto se hablará sobre los gases utilizados para atención médica en hospitales. 

 

  • Bióxido de Carbono (CO2)

 

 

Es un gas no inflamable, incoloro y no es tóxico en bajas concentraciones. Se envasa por peso en cilindros de acero y dependiendo de su presión y temperatura, puede existir en forma gaseosa, líquida o sólida. Se suele usar comúnmente en laparoscopias, regulación de circulación sanguínea pulmonar, como estimulación en terapia respiratoria, entre otras. Los riesgos de este gas varían según su estado, los cuales se enlistan en la siguiente tabla. 



 



 

 

Helio (He)

 

 

Este gas pertenece a la familia de gases inertes y es el segundo elemento más ligero, es un gas inodoro, incoloro, insípido y no tóxico. Es un gas no inflamable y suele transportarse en cilindros, jumbos o remolques. Puede ser asfixiante al diluir la concentración de oxígeno necesaria para el soporte de vida en el aire. El helio es utilizado normalmente en su estado líquido para sistema de refrigeración de tomógrafos, ya que llega a una baja temperatura de -259 ºC.

 

 

 

Nitrógeno (N2)

 

 

Este gas constituye en un 78% la atmósfera, también es un gas incoloro, inodoro e insípido y es un gas no tóxico. Se suele utilizar como un gas inerte y no es inflamable, en estado gaseoso se transporta en cilindros y en su estado líquido a presiones diferentes dependiendo su estado (líquido o gaseoso). Su principales usos dependen también de su estado:

 

Líquida: congelamiento de sangre, tejidos, esperma y médula ósea.

Gaseosa: mezclas para uso respiratorio y como propulsor de instrumentos quirúrgicos neumáticos.

 

 

 

Óxido de etileno

 

 

Es un gas incoloro, irritante y tóxico, tiene un olor dulce y en su forma pura es altamente tóxico y altamente inflamable, sin embargo, este gas diluido no es explosivo. Las concentraciones de este gas en hospitales son inferiores al límite de exposición admisible actual. Su uso principal es como un gas antiséptico, específicamente para la esterilización en frío, es decir, en procesos de esterilización con vapor que suelen usar en plásticos, estetoscopios, entre otros. 



La identificación en cilindros de cada uno de los gases descritos es mediante un código de colores en los cilindros, en la siguiente imagen se indica el código de color para cada gas.

 

 

Figura 1. Código de colores en gases utilizados en atención médica.



Los gases medicinales y los gases utilizados en atención médica se entregan a través de una red de distribución, que consiste en un sistema de tuberías que conecta a la fuente de suministro con los dispositivos murales o tomas murales. Por lo anterior, es indispensable que los sistemas utilizados para gases medicinales cumplan con las normativas requeridas de seguridad, una de ellas es la NFPA 99, consiste en un código para instalaciones para el cuidado de la salud. En 2012, ésta normativa adquirió un enfoque con base en el riesgo para los sistemas y equipos, es decir, se centra en los posibles riesgos para los pacientes y el personal de salud, permitiendo un óptimo diseño de instalaciones y con un alto nivel de seguridad. Según la NFPA 99, los riesgos se pueden clasificar en las siguientes categorías:

 

Categoría 1: Actividades, sistemas o equipos cuya falla puede causar una lesión grave o la muerte de los pacientes, el personal o visitantes.

 

Categoría 2: actividades, sistemas o equipos cuya falla puede causar una lesión menor a los pacientes, el personal o visitantes.

 

Categoría 3: actividades, sistemas o equipos cuya falla no puede causar daño a los pacientes, el personal o visitantes, pero pueden causar molestias.

 

Categoría 4: la falta de sistemas o equipos no tiene impacto alguno sobre la salud de los pacientes.

 

 

 

De acuerdo a las características de los gases descritos, su uso y las lesiones que puede causar, el sistema de suministro y distribución de gases medicinales entra dentro de la categoría 1 de acuerdo con la NFPA 99. Por lo tanto, las instalaciones de éstos deben ser diseñadas y construidas por expertos en el área y deben cumplir con todas las normativas requeridas, para cumplir con la seguridad de los pacientes y personal de salud.



 

***¿Quieres capacitarte más sobre este tema?

Consulta información acerca de nuestro próximo curso Acondicionamiento en Instalaciones Hospitalarias

 

 

Referencias:

PRAXAIR. (2018). Manual de buenas prácticas en instalaciones y para el manejo de gases medicinales. Mayo 27, 2020, de Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Sitio web: http://www.iner.salud.gob.mx/descargas/dirmedica/proteccioncivil/ManualBuenasPracticasPRAXAIR.pdf

Beebe, C.. (2014). Líneas de Falla. Mayo 28, 2020, de NFPA Sitio web: https://www.nfpajla.org/archivos/edicion-impresa/ocupaciones-de-cuidado-de-la-salud/1068-lineas-de-falla#:~:text=Hist%C3%B3ricamente%2C%20NFPA%2099%2C%20C%C3%B3digo%20para,proporcionar%20el%20cuidado%20de%20la

CESalud

Escocia 24-PA B, Parque San Andrés, Coyoacán, 04040 CDMX

Boletín

Captura tu Email favorito para recibir noticias periódicamente.

Search